Cetona de frambuesa, ideal para adelgazar

Adelgazar de forma rápida es el sueño de cualquiera, por eso aparecen productos como la cetona de frambuesa que además de recargarnos de antioxidantes nos hacen perder peso de forma sana. Recuerda que es importante que estos alimentos o complementos nutricionales que nos ayudan a adelgazar no supongan un riesgo para la salud, es por ello que son considerados súperalimentos; porque nos aportan nutrientes de calidad y beneficios para la salud.

La cetona de frambuesa es un complemento nutricional que se utiliza para perder peso de forma rápida, pero además tiene otras propiedades beneficiosas para la salud. A continuación te ofrecemos toda la información necesaria al respecto sobre este complemento que actúa como quemagrasas.

 

¿Qué es la cetona de frambuesa?

La cetona de frambuesa es un compuesto que se encuentra principalmente en las frambuesas, aunque está presente en otras frutas silvestres como los arándanos.

La cetona de frambuesa es un compuesto químico que actúa como quemagrasas por su acción termogénica. Además regula el metabolismo acelerándolo, lo que nos ayuda a perder peso de forma más rápida.

Este compuesto aromático se encuentra de forma natural en estos frutos, pero para notar sus propiedades quemagrasas nos haría falta ingerir unas cantidades ingentes de frambuesas, algo imposible ya que nos hacen falta sobre unos 90 mg diarios de cetona de frambuesa, lo que corresponderían a unos 40 kilos de frambuesa.

Por ello, esta molécula se formula químicamente y se vende en pastillas, ya que resulta muy costoso y sería prácticamente imposible extraerlo de forma natural.  Cabe destacar que la molécula sintetizada químicamente tiene las mismas propiedades que el extracto, se formula de tal manera que pueda ser utilizada como quemagrasas.

 

¿Cómo funciona la cetona de frambuesa?

La cetona de frambuesa se utiliza para perder peso porque  hace que se incrementen los niveles de una hormona llamada noradrenalina que ésta consigue un aumento de la temperatura corporal, haciendo que el cuerpo queme más grasas.

Sus propiedades como regulador del metabolismo basal y quemagrasas son muy efectivas y nos ayudan a perder peso de forma rápida.

Además la cetona de frambuesa hace que se eleven los niveles de la adiponectina, que hacen disminuir los niveles de glucosa por lo que si se consumen azúcares y circulan en menor cantidad, menos se acumulará en el tejido adiposo en forma de  reserva energética, con lo cual dificultaremos el proceso de acumulación de hidratos en forma de grasa en el organismo.

 

Cetona de frambuesa para adelgazar

Su acción estimulante del metabolismo contribuye a una mayor combustión de las calorías, lo que hace que nuestro organismo no tenga excedentes y por lo tanto no aumentarán las reservas energéticas en forma de grasa, como hemos comentado por el aumento de la adiponectina, lo que contribuye a que el organismo no acumule grasa en las reservas energéticas que causaría un aumento de peso, por ello y por su poder quemagrasas y termogénico, se puede decir que la cetona de frambuesa ayuda a adelgazar.

De entre beneficios que se le atribuyen a este compuesto químico podemos encontrar que actúa como antioxidantes por lo que nos protege de enfermedades de tipo degenerativas.

Al producir un efecto termogénico, la cetona de frambuesa puede hacer que nos sintamos acelerados, es común porque produce un estímulo en metabolismo que acelera el sistema nervioso. En las personas sedentarias el estímulo del metabolismo debe aprovecharse para aumentar la carga de ejercicio,  realizando algún deporte y que la pérdida de peso sea más efectiva.

 

Propiedades de la cetona de frambuesa
  • Antioxidante
  • Ayuda a adelgazar
  • Quemagrasas
  • Termogénico
  • Energizante
  • Acelera metabolismo
4.3

Resumen

La cetona de frambuesa es un compuesto químico ideal para adelgazar porque además de acelerar el metabolismo y actuar como quemagraasas es un potente antioxidante y energizante.

 

Efectos secundarios y contraindicaciones de la cetona de frambuesa

Cualquier pastilla ya sea natural o sintetizada químicamente puede tener efectos secundarios, si bien es cierto la cetona de frambuesa, a pesar de haber sido ampliamente estudiada, es un complemento que resulta seguro.

Los efectos secundarios de este suplemento no revisten gravedad pero siempre debemos vigilarlos. Uno de los más comunes es que como la cetona de frambuesa actúa como como quemagrasas por una acción termogénica (aumentando la temperatura) esto puede hacer que notemos cierto nivel de nerviosismo,  hiperactividad, ansiedad, etc. También podemos notar cambios en la presión arterial y el ritmo cardíaco; así como palpitaciones.

Otro efecto secundario, este de mayor gravedad si se consume de forma prolongada, es que se puede ver alterada la glándula tiroidea. Esta glándula se ocupa de la función metabólica y la cetona de frambuesa altera el metabolismo de forma natural, acelerándolo, por lo que un uso prolongado en el tiempo de este suplemento no es recomendable y menos si sufres de hipertiroidismo.

El problema es que éstos efectos secundarios son referidos por personas que han probado el consumo de la cetona de frambuesa, pero no hay estudios científicos suficientes que avalen que todos ellos son causa directa del consumo de este compuesto, por lo que debemos vigilar si notamos cambios que aparentemente puedan estar relacionados con su consumo.

La cetona de frambuesa está contraindicada en mujeres embarazadas o en período de lactancia, ancianos o niños, así como personas con hipertiroidismo ya que altera la función tiroidea pudiendo agravar los síntomas de la enfermedad, al igual que personas con problemas cardíacos o enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central.

 

Te pueden interesar estos otros superalimentos