Espirulina, el súperalimento más completo

Seguro que has oído hablar de la espirulina y si no es así quédate con su nombre porque este alga se ha puesto muy de moda, y motivos no le faltan porque es muy saludable. La cocina asiática, en la que se utilizan frecuentemente las algas, y que además es muy saludable, ha impulsado el consumo de estas algas.

La moda, el gusto por cuidarse y el auge de la cocina sana ha hecho que la espirulina se vuelva un alimento de moda, todo ello unido a que las algas nos aportan gran cantidad de nutrientes, hacen de ellas un súperalimento muy interesante para nuestro organismo.

La espirulina o spirulina, cuyo nombre científico es Spirulina maxima es una cianobacteria que tiene forma de espiral y es azul verdosa , su alto contenido en clorofila que le da su característico color verde azulado por su contenido en ficocianina. Su crecimiento en forma de espiral le ha conferido este nombre tan peculiar.

 

¿Qué nos aporta la espirulina y cuáles son sus beneficios?

La espirulina es un alimento que ofrece proteínas de alto valor biológico más fáciles de digerir para nuestro organismo que las presentes en la carne y otros alimentos que poseen proteínas de origen animal. Es rica en triptófano (uno de los aminoácidos esenciales que el organismo utiliza para sintetizar las proteínas).

Además nos aporta vitaminas, minerales, ácidos nucleicos, clorofila, ácidos grasos esenciales y gran cantidad de fitoquímicos. Es  una excelente fuente de minerales de entre los que podemos destacar el potasio, selenio, hierro, calcio, zinc, magnesio, fósforo y manganeso. Es baja en grasas saturadas, y por tanto nos aporta pocas calorías, lo que le brinda grandes propiedades si queremos adelgazar.

 

Vitaminas que aporta la espirulina

En cuanto a las vitaminas nos aporta principalmente destacan las del grupo B y E, que se encargan de la producción de la energía y la formación de glóbulos rojos en la sangre. De entre las vitaminas destacan la piridoxina (B6) que ayuda a la asimilación de los carbohidratos que nuestro organismo convertirá en energía, la niacina (B3) que contribuye a la creación del ácido clorhídrico necesario para la digestión de los alimentos haciéndolas más fáciles.

El ácido fólico (B9) presente en la espirulina nos ayuda en el crecimiento y  la regeneración celular, por lo que la espirulina se indica en casos de anemia, para prevenir el cáncer y para frenar el avance del alzheimer, en la prevención de malformaciones genéticas del tubo neural durante el embarazo y para evitar muchas otras patologías. También es rica en vitamina B12, o cobalamina  que se encarga del funcionamiento cerebral y neuronal correcto.

Además es rica en vitamina B6  que mantiene las estructuras cerebrales en un estado de salud correcto, por lo que se aconseja para la prevención de enfermedades neurodegenerativas como en casos de alzheimer, o accidentes cardiovasculares cerebrales.

Composición NutricionalValores Nutricionales
Energía por 100gr342 kcal
Grasas1,20 gr
Carbohidratos17 gr
Proteínas62 gr
Fibra alimentaria3,4 gr
Vitamina A156 mg
Vitamina B13,6 mg
Vitamina B23,1 mg
Vitamina B60,80 mg
Vitamina B120,31 mg
Potasio900 mg
Hierro97 mg
Fósforo830 mg
Calcio600 mg
Magnesio405 mg
Zinc3,2 mg
Sodio520 mg

 

¿Funciona la espirulina para adelgazar?

La espirulina  no está diseñada explícitamente para perder peso perose utiliza como complemento en los planes dietéticos para adelgazar puesto que generalmente cuando hacemos dieta, exponemos a nuestro organismo a un menor aporte vitamínico y nutricional, lo que puede derivar en déficits nutricionales que puedan poner en riesgo nuestra salud, y el buen funcionamiento del organismo.

Como complemento se usa la espirulina tiene un poder saciante, además de revitalizante, se utiliza como alcalinizante y también consigue prevenir  posibles déficits y asegurar una nutrición adecuada del organismo, además del aporte de proteínas de calidad.

La espirulina hace que la sensación de saciedad sea mayor y consumamos menos calorías, además como su aporte calórico es bajo, conseguiremos facilitarle al cuerpo la pérdida de grasa.

Para perder peso es necesario cambiar nuestros hábitos nutricionales para hacerlos más saludables; es decir, comer de forma sana combinándolo con ejercicio y ayudándonos de complementos nutricionales que nos aseguren una nutrición completa de nuestro organismo, por ello te recomendamos el uso de la espirulina como complemento para adelgazar, eso sí es importante que si la consumes para adelgazar lo hagas antes de las comidas por su poder saciante.

 

La espirulina protege la salud cerebral

Los nutrientes, vitaminas y minerales que contiene la espirulina hacen de este alga un alimento neuroprotector que facilita las conexiones neuronales y la salud cerebral se mantengan a pleno rendimiento, previniendo el envejecimiento celular prematuro de las estructuras neuronales y cerebrales.

Funciona como antioxidante de las estructuras cerebrales favoreciendo así el estado de la memoria, previniéndonos de enfermedades como el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas, o al menos frenando su desarrollo.

 

La espirulina para el estómago

La espirulina es una excelente fuente de clorofila, que favorece la acción digestiva aliviando diferentes problemas intestinales como es el caso del estreñimiento ya que incita la secreción de ácidos digestivos haciendo más fáciles las digestiones lo que evita la producción de gases por malas digestiones o evacuaciones lentas.

La clorofila mejora considerablemente el estado gastrointestinal y además actúa sobre el estreñimiento, además regenera de forma activa la flora intestinal lo que repercute positivamente en el estado de nuestras defensas. Por toda la cantidad de vitaminas y minerales que nos ofrece, es un potente antioxidante que nos protege del envejecimiento celular prematuro y nos protege de los radicales libres, por ello se dice que previene también enfermedades del tracto digestivo, donde se encuentran la mayor parte de nuestras defensas, así como el cáncer de colon y otras enfermedades como las hepáticas, de las que hablaremos a continuación.

 

Espirulina para la salud del hígado

La clorofila y la ficocianina favorecen la asimilación de los aminoácidos y la regeneración de las células de el hígado y además dilata los vasos sanguíneos para aumentar la circulación de todos los órganos, por lo que es muy aconsejable para aquellas personas con problemas hepáticos, ya que favorece su desintoxicación de metales pesados y toxinas y favorece su drenaje facilitándole el trabajo al hígado.

 

La espirulina para la anemia

Como hemos mencionado anteriormente, la espirulina además de ser un excelente antioxidante es un potente recuperador y se utiliza para ello en casos de anemia; tanto por falta de hierro como por falta de ácido fólico.  Como sabes el hierro, es esencial para el sistema inmunitario por lo que garantizando unos buenos aportes  mejoraremos nuestro sistema de defensa.

 

La espirulina para mejorar el rendimiento deportivo

Se utiliza para mejorar el rendimiento deportivo porque es un energizante que además sirve para recuperar la forma física tras la desmineralización. Acelera el proceso de recuperación muscular tras el ejercicio. Además se utiliza para desintoxicar el organismo.

Este alga microscópica es un complemento alimentario de calidad rico en proteínas, vitaminas y minerales; así como aminoácidos esenciales para el organismo que nos ayuda a cubrir las necesidades nutricionales de nuestro cuerpo aportando pocas calorías y muchas proteínas de alto valor biológico que no nos aportan grasas, por ello es muy utilizado por deportistas.

La espirulina ha sido estudiada por la NASA para formar parte de la alimentación esencial de los astronautas ya que es capaz de cubrir las necesidades nutricionales de nuestro organismo. Además, la ONU respalda su uso ante desnutriciones, malnutriciones o situaciones de emergencia humanitaria ya que aporta todos los aminoácios esenciales y nutrientes que necesita nuestro organismo brindando además múltiples beneficios para nuestra salud considerándose el alimento del futuro.

 

Espirulina y tiroides ¿Está aconsejada?

Tanto en caso de hipotiroidismo y sobre todo con hipertiroidismo si deseas consumir espirulina deberás consultar con un médico ya que interfiere en la funcion tiroidea. Generalmente está contraindicada para pacientes con hipertiroidismo, pero sí está indicada para personas con  hipotiroidismo, ya que regula y aumenta la función tiroidea por su aporte rico en yodo.

Se recomienda empezar un consumo con dosis mínimas de adaptación e ir aumentando progresivamente a lo largo del tiempo hasta llegar a una dosis de unos 4 gramos diarios como máximo.

 

¿Cómo tomar espirulina y en qué dosis?

La espirulina se puede consumir de forma natural, en comprimidos o en polvo, puesto que su sabor puede no ser de nuestro agrado ya que es un tanto peculiar y por ello puede ser que nos cueste más consumirla natural. El polvo se puede mezclar con alimentos aunque deberán ser alimentos con un potente sabor que oculte el intenso sabor de la espirulina, que puede resultar desagradable para algunas personas. Puedes mezclarlo en bebidas como zumos, o café, aunque las cápsulas resultan más cómodas en el caso de que no te guste su sabor.

Es muy importante consumir agua para su correcta absorción y digestión además si no lo hacemos podemos tener problemas de deshidratación, podemos notar que nos estreñimos, pero bastará con beber agua diario, un poco más de la que consumíamos antes, por ello podemos notar que tenemos más sed que antes, este es uno de los síntomas que utiliza nuestro organismo para ponernos en alerta, también podemos notar mareos, angustia, o náuseas; para ello recomendamos reducir la dosis, y si no remitieran los síntomas pausar el consumo.

 

Propiedades de la Espirulina
  • Antioxidante
  • Alcalinizante
  • Quemagrasas
  • Inmunoprotector
  • Energizante
  • Desintoxicante
4.5

Resumen

La espirulina es un potente antioxidante que nos aporta energía y además actúa como desintoxicante y quemagrasas. Es un alcalinizante y además es inmunoprotector.

 

¿Dónde comprar espirulina ecológica?

Es importante que los comprimidos sean de origen natural y a ser posible orgánico, es importante que confiemos en marcas reconocidas para asegurarnos de su composición y evitar posibles problemas derivados del consumo de una espirulina adulterada.

Se recomienda empezar con una dosis de adaptación de 500mg al día e ir aumentándolo semana tras semanas hasta alcanzar la dosis recomendada, que está entre los 3 y 4 gramos diarios repartidos entre las principales comidas.
Con 3 gramos diarios de espirulina, es dosis suficiente para notar sus innumerables beneficios, aunque debemos destacar que la dosis depende de la actividad física que se realice, que no requiere la misma dosis una persona sedentaria que aquélla que realiza actividad física de intensidad.

Es importante destacar que debes procurar adquirir la espirulina que se haya cultivado en entornos puros ecológicos que respeten el medio ambiente, ya que es un alga que absorbe gran cantidad de sustancias del ecosistema donde se cultiva (metales pesados), por ello debes intentar que sea ecológica.

 

Contraindicaciones de la Espirulina

 Siempre y cuando la tomemos en las dosis recomendadas la espirulina no ofrece contraindicaciones ni efectos secundarios que revistan gravedad, el problema es si la consumimos en exceso.

No está recomendado su consumo en personas con hipertiroidismo, como ya hemos comentado, ya que podría alterar la función tiroidea y empeorar los síntomas de dicha enfermedad.

Los pacientes con insuficiencia renal crónica deben limitar el consumo de proteínas, por lo que deben controlar el consumo de espirulina, sin eliminarlas por completo ya que son necesarias para el completo desarrollo de las funciones vitales del organismo.

Otros síntomas derivados de un consumo excesivo pueden ser dolores abdominales o erupciones en la piel o picazón, por intolerancia a alguno de sus componentes, puede producir una sobredosis de vitamina A, lo que es tóxico para el hígado, por el alto aporte de betacarotenos de la espirulina.

También debido al alto contenido de ácidos nucléicos pueden verse alterados los niveles de ácido úrico, por lo que debes controlarlo si padeces ácido úrico alto. Todo ello si lo consumimos en exceso, si consumimos las dosis adecuadas la espirulina es totalmente segura y aconsejable, de hecho por ello se considera un súperalimento.

 

Te pueden interesar estos otros superalimentos: