Glucomanano, súperalimento rico en fibra y eficaz para adelgazar

El glucomanano es uno de los principales componentes de la raíz de Konjac, nutricionalmente podemos decir que es un tipo de fibra soluble, se trata de un polisacárido formado por distintas moléculas de glucosa y manosa. Conocido también como raíz de konjac es la fibra con la mayor capacidad de retención de agua que se conoce.

Cuando el glucomanano absorbe agua, se forma una masa viscosa, y como es una fibra soluble el organismo no la puede digerir y la expulsa rápidamente. Lo que se consigue es que, al retener el agua aumenta su tamaño  y nos sacia, y como no aporta calorías porque el organismo no la puede digerir, lo elimina tras su paso por el tracto digestivo. Sólo un gramo de glucomanano es capaz de absorber 200 ml de agua, por lo que aumenta su volumen 200 veces.

Su uso principal es para ejercer un control del apetito, disminuyéndolo porque como te hemos contado, esta fibra que aumenta considerablemente su tamaño cuando se hidrata, nos proporciona una sensación de saciedad durante el tiempo en el que nuestro organismo pretende digerirlo, lo que hace que nos sintamos saciados durante más tiempo. Además como el organismo trata de digerirlo, quema calorías intentándolo, por lo que ayuda a adelgazar. A pesar de que retrasa el vaciado gástrico, ayuda a combatir el estreñimiento por su alto contenido en fibra.

Propiedades del glucomanano

A parte de su uso como regulador intestinal por su alto contenido en fibra, como hemos indicado anteriormente es un potente saciante y controlador del apetito, por lo que se utiliza en los regímenes dietéticos para adelgazar. Además ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre, ya que retrasa el vaciado gástrico y así los hidratos de carbono ingeridos se absorben de forma más lenta, permitiendo así una metabolización correcta de dichos nutrientes, lo cual favorece a estabilizar los niveles de glucosa en sangre evitando los picos de insulina, que nos generan la sensación de hambre.

Si sufres diabetes consulta con tu médico especialista antes de consumir este complemento, ya que podría afectar a tus pautas sobre la insulina o medicación que lleves a cabo.

 

Glucomanano para adelgazar ¿Funciona?

Por las propiedades que hemos citado anteriormente es un producto que se comercializa mucho para adelgazar, el hecho de mantenernos saciados durante un tiempo prolongado hace que ingiramos una cantidad menor de calorías lo que contribuye a que equilibremos la ingesta con el gasto calórico. Además ese control que ejerce sobre nuestro apetito nos permite evitar los ataques de hambre.

El glucomanano, al ser un producto de extracción natural, a penas tiene efectos secundarios, no nos aporta apenas calorías porque nuestro cuerpo no es capaz de digerirlo pero aumenta en su intento la combustión de calorías tratando de digerirlo, y aunque retrasa el vaciado gástrico, ayuda a que las heces sean más blandas y evita el estreñimiento, por lo que resulta muy interesante para adelgazar ya que reúne los requisitos necesarios para conseguir una pérdida de peso efectiva y más rápida por la acción de esta fibra natural.

Siempre recomendamos llevar a cabo una dieta equilibrada y combinarlo con ejercicio físico regular, para conseguir bajar de peso de forma sana, si lo combinamos con ciertos productos o súperalimentos naturales, esta pérdida será más rápida y efectiva.

 

El glucomanano para reducir el colesterol

Numerosos estudios avalan su capacidad para reducir el colesterol y los triglicéridos. Tiene la capacidad de reducir el colesterol porque, por su acción viscosa que recubre la mucosa intestinal al ingerirla, disminuye la absorción de las grasas en el intestino; ya que cuando se higrata el glucomanano se forma un gel capaz de retener parte de las sales biliares, reduciendo así la absorción de las grasas y como consecuencia del colesterol.

Por ello el glucomanano nos protege de enfermedades cardiovasculares y nos previene de enfermedades circulatorias, hipertensión, etc.

 

El glucomanano para problemas digestivos

Por su alto contenido en fibra tanto soluble como no soluble, el glucomanano se utiliza para evitar problemas del tracto digestivo como el estreñimiento o la diverticulitis es un potente regenerador de la flora intestinal y contribuye así a mejorar el estreñimiento y a prevenir problemas como las hemorroides porque facilita que las heces sean más blandas.

El poder prebiótico del glucomanano se debe a que las bacterias que se localizan principalmente en el intestino se alimentan de los gases producidos por el glucomanano a su paso por ellos, por ello, favorecen la reproducción de estas bacterias benignas lo que contribuye a una mayor resistencia frente a enfermedades porque aumenta el nivel inmunológico y ayuda a prevenir enfermedades digestivas como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.

 

 

¿Cómo tomar glucomanano?

Podemos encontrar el glucomanano en cápsulas o en polvo, aunque también forma parte de la conocida pasta de shirataki de konjac, una pasta baja en carbohidratos que se utiliza para adelgazar, como sustituto de la pasta porque ésta nos aporta gran cantidad de azúcares, o hidratos de carbono de absorción rápida, produciendo una saciedad en un tiempo limitado, más corto, y aportando muchas calorías; mientras que la pasta de konjac nos aporta pocas calorías, y mucha fibra, lo cual nos interesa para perder peso.

Lo recomendado es tomarlo siempre alrededor de media hora antes de las comidas para que haga su efecto saciante, y así conseguiremos no comer mucho, aportando menos calorías al organismo. Es muy importante tomarlo con abundante agua para que se hidrate correctamente y cumpla su función.

 

¿Cuál es la dosis recomendada diaria?

La dosis recomendada es entre 500 y 1500 mg 30 minutos antes de las tres comidas principales siempre tomándolo con dos vasos de agua.

Es importante comenzar con una dosis baja de adaptación, y además os recordamos que es muy importante mantener la hidratación correcta del organismo si consumimos glucomanano y además que deberemos tomarlo al menos con dos horas de separación entre cualquier medicamento puesto que puede interferir en su correcta asimilación.

 

Contraindicaciones del glucomanano

Puede producir una mala absorción de ciertos nutrientes, si se consume en exceso, porque capta las sales biliares provocando una mala absorción de las vitaminas A, E, D y K, principalmente. Aunque algunos estudios revelan que no afecta a la absorción del hierro, calcio, cobre y zinc.

Por el aumento de las bacterias buenas del intestino, que se alimentan de los gases producidos por el glucomanano a su paso por los intestinos, algunas personas pueden notar que al consumir glucomanano aumenten la presencia de gases, flatulencias, dolores abdominales o espasmos, por lo que es importante, sobretodo al inicio de su consumo, empezar con una dosis inicial de adaptación para evitar que su consumo nos afecte.

Está contraindicado en el embarazo, así como durante el período de lactancia, y tanto en niños como en ancianos.

Existen casos de obstrucción esofágica, es decir, que se produce una obstrucción a nivel del esófago por la hidratación del glucomanano. Para evitar este problema, es muy importante ingerir el glucomanano con al menos dos vasos de agua para facilitar el tránsito de la cápsula hasta el estómago. Es un efecto secundario raro, si se consume de forma correcta, que es como se indica, con abundante agua al ingerirlo, el problema es que no se haga correctamente y el comprimido se hidrate y se quede parado en el esófago, sin llegar al estómago; pero si lo hacemos correctamente bebiendo alrededor de dos vasos de agua cuando lo consumimos, esto no pasará.

Además por su efecto hipoglucemiante el glucomanano puede producir alteraciones en los niveles de glucosa en sangre y deberá ser tenido en cuenta en pacientes con diabetes o con predisposición a hipoglucemias (bajadas del nivel de azúcar en sangre), ya que puede afectar el uso del glucomanano, bajando drásticamente el azúcar.

Puede interferir también con distintos medicamentos, por ello recomendamos que se tome alejado de los medicamentos, al menos un par de horas, para evitar interacciones como hemos indicado anteriormente. Recuerda llevar un estilo de vida sano en el que se combine el uso de estos complementos nutricionales para mejorar nuestro estado de salud.

 

Te pueden interesar estos otros superalimentos