Lúcuma, un súperalimento muy completo

Considerado un súperalimento, la lúcuma es el fruto de un árbol llamado Lúcumo, esta fruta que por su forma y color externo puede recordarnos a un aguacate, es originaria de Perú; donde su consumo es muy frecuente. Por fuera es de color verdoso casi negro y su interior es amarillo anaranjado con un hueso marrón en el centro donde se encuentran sus semillas.

Tiene un sabor muy dulce y un olor agradable, es un fruto muy apreciado en Perú y además muy consumido. Se está empezando a sustituir por el azúcar refinado como endulzante natural que no produce picos de glucosa.

La lúcuma es utiliza desde hace muchos tiempo por la población andina, como un remedio natural contra la diabetes, ya que ayudar a regular los niveles de glucosa en sangre, porque a pesar de ser un fruto dulce posee un índice glucémico bajo, lo cual contribuye al control de los niveles de glucosa en sangre sin producir picos de glucosa.

¿Qué nos aporta la Lúcuma?

Su alto contenido en vitaminas y antioxidantes ayuda a fortalecer el sistema inmune y a prevenir el desarrollo de enfermedades, principalmente enfermedades relacionadas con el aparato digestivo. Contiene vitamina A, vitaminas del complejo B, como la niacina (B3).

Una gran fuente de energía lo que te ayudara a desarrollar tus actividades de la vida diaria. Los minerales más destacados por su concentración en la lúcuma son el zinc, el potasio, calcio, magnesio y el hierro.

Su bajo índice glucémico la convierte en un aliado para los diabéticos ya que aporta energía sin generar picos de glucemia, lo cual estabiliza los niveles de glucosa en sangre.

 

Composición NutricionalValores Nutricionales
Energía por 100gr99 kcal
Grasas0,4 gr
Carbohidratos23,5 gr
Proteínas1,5 gr
Fibra alimentaria2,3 gr
Calcio16 mg
Fósforo26 mg
Sodio2 mg
Potasio343 mg
Hierro0,4 mg
Vitamina B31,90 mg
Vitamina C2,2 mg

 

Beneficios de la Lúcuma para prevenir el envejecimiento

Su alto contenido en vitaminas hacen de la lúcuma un potente antioxidante, su contenido en vitamina A (betacarotenos) nos ayuda a prevenir el envejecimiento celular, así como previene de los daños ambientales externos producidos por ejemplo por la sobreexposición solar. Mejora el estado de la piel haciéndola más flexible, tersa y elástica; ayuda a la cicatrización y a la reparación de tejidos favoreciendo la regeneración celular.

Su alto contenido en vitaminas del grupo B, como la B3, hace que sea una la lúcuma la perfecta aliada para fortalecer el sistema inmune también como energizante, ya que nos favorece la producción de energía e interviene en la metabolización de las proteínas que se encargan de la construcción y reparación de tejidos musculares, principalmente.

 

La lúcuma mejora el estado de ánimo

Su alto contenido en vitamina B3, niacina, le confiere propiedades para luchar contra estados depresivos ya que interviene proporcionando energía y vitalidad al organismo. Además reduce la irritabilidad de las paredes intestinales, es astringente y su poco contenido ácido hace que la digestión sea muy sencilla.

Además mejora el estado anímico en personas nerviosas o con tendencia a la depresión y regula la presión arterial y aumenta la hemoglobina en sangre.

 

La lúcuma para mejorar las digestiones

Nos aporta fibra, su concentración es de casi un 3% de fibra lo que ayuda a los movimientos intestinales favoreciendo una salud digestiva correcta, evitando el estreñimiento y enfermedades del tracto digestivo producidas por lentas digestiones o defecaciones no regulares.

Tiene propiedades probióticas que nos garantizan un mejor estado de salud gastrointestinal y promueven el crecimiento de las bacterias benignas que viven en el organismo.

 

La lúcuma como antioxidante

Todas las vitaminas y minerales que posee la lúcuma se usan para contrarrestar la acción de los radicales libres como antioxidantes protectores de la salud general de nuestro organismo.

La vitamina C, aunque está presente en menor cantidad, estimula la creación de colágeno, lo que aporta elasticidad a los tejidos, lo que contribuye a un mejor aspecto de la piel y de otros tejidos internos, conservando la hidratación de éstos y luchando contra la acción de los radicales libres que afectan directamente al envejecimiento prematuro celular, no sólo a nivel dérmico, sino a nivel general.

Ayuda a la reparación del daño celular y estimula el crecimiento de nuevas células sanas.

 

La lúcuma un endulzante natural, sin efectos secundarios

Si la usamos para endulzar nuestros bebidas o platos contribuirá a estabilizar nuestros niveles de azúcar e insulina, evitando los picos de glucosa e insulina. Sus propiedades hacen de este fruto un súperalimento, lo que ha aumentado su consumo en muy poco tiempo; para así aprovechar las numerosas propiedades de dicha fruta tan comúnmente utilizada en Perú.

Además su contenido en calcio nos protege de la caries, fortaleciendo nuestra salud bucodental que tan perjudicada se ve por el consumo de azúcares simples.

 

¿Sirve la lúcuma para adelgazar?

Realmente no es un súperalimento indicado para adelgazar expresamente pero por varias de sus propiedades nos puede ayudar a adelgazar, dado que si sustituimos el azúcar blanco (refinado) por lúcuma conseguiremos reducir el contenido calórico lo que contribuye a perder peso.

Además el hecho de tener un índice glucémico bajo controla los picos de glucosa e insulina que intervienen directamente en la sensación de hambre y el apetito; lo que contribuye a que comamos menos, propiciando que adelgacemos.

El hecho de sustituir el azúcar refinado hará que prescindamos de productos procesados prefiriendo este endulzante natural sin efectos nocivos para la salud, reduciendo así la cantidad de calorías que ingerimos promoviendo la pérdida de peso.

 

 

¿Cómo tomar la Lúcuma y en qué dosis?

La mejor manera de consumirla sería fresca, pero es un fruto de difícil adquisición fuera de la zona de producción, por lo que resulta complicado encontrarlo. Su uso se ha extendido más desde que se ha liofilizado, convirtiendo la fruta en un polvo amarillento que es fácil de agregar a zumos, salsas, batidos, leches o incluso en recetas de repostería.

En algunas ocasiones es conocida como harina de lúcuma, usada como condimento, o como suplemento alimenticio cuando está fuera de temporada. Su textura es áspera y de un sabor intensamente dulce.

Su consumo es fácil de introducir en nuestra alimentación, básicamente bastará con agregar un par de cucharadas en el desayuno y merienda respectivamente, bien en zumos, o en un yogur o batido; sustituyendo el azúcar. De esta manera conseguiremos eliminar de nuestro consumo el azúcar blanco refinado que nos aporta calorías vacías de nutrientes, mientras que la lúcuma nos aporta el dulzor que necesitamos repleto de nutrientes interesantes para nuestra salud y sin calorías vacías que nos perjudican.

 

Te pueden interesar estos otros superalimentos:

Deja un comentario