Reishi, el hongo que te alarga la vida

El reishi, cuyo nombre científico es Ganoderma lucidum es un hongo que ha sido utilizado medicinalmente desde la antigüedad por la medicina tradicional china así como en países asiáticos como Japón, la India, o Corea para combatir enfermedades y tratar dolencias.

El reishi, es considerado un regalo de la naturaleza para quienes lo consumen pues contiene más de 150 antioxidantes y fitonutrietes, además de 400 componentes bioactivos, es decir, una concentración muy superior a otras plantas medicinales, por lo que el reishi se considera un súperalimento de los más completos. Además sus múltiples propiedades que nos ayudan a mejorarlos síntomas de diversas enfermedades y nos previene de otras, por ello hacen de este hongo un súperalimento muy interesante.

El hecho de que la gente empiece a cuidar su cuerpo, y la tendencia hacia el uso de productos naturales hizo que su consumo se popularizara en EE.UU, así como en Europa, allá por los años 80, cuando se descubrió que su consumo estaba relacionado con una mayor calidad de vida y mayor longevidad.

Si quieres saber qué nos aporta este hongo, cómo puedes consumirlo, y de qué manera beneficia tu organismo, así como que posibles contraindicaciones puede tener; te invitamos a seguir leyendo, ya que encontrarás toda la información del hongo reishi a continuación. ¡No te la pierdas!

 

¿Qué nos aporta el reishi?

Debemos tener en cuenta que el reishi además de ser un hongo potente desde el punto de vista medicinal, puesto que nos previene y ayuda en el desarrollo de diferentes enfermedades, sino que a nivel nutricional se trata de un alimento muy completo que nos aporta gran cantidad de vitaminas, principalmente del grupo B, de entre las que destaca la vitamina B9 de la que posee una alta concentración el hongo reishi.

A nivel nutricional, el reishi destaca por tener una gran cantidad de vitaminas, especialmente del grupo B. Destaca su gran contenido de vitamina B9, ya que con sólo una pequeña cantidad de este hongo, casi cubrirás las necesidades diarias de dicha vitamina.

La composición química destaca por la presencia de los siguientes elementos que nos protegen la salud, como es el caso de la lisozima fúngica, una enzima que tiene propiedades bactericidas que nos previenen de infecciones bacterianas y actúan contra la procreación de numerosas bacterias malignas que puedan entrar en el organismo.

Contiene una alta concentración de oligoelementos que son imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo. Podemos destacar su contenido en magnesio y calcio, que además resulta perfecto para los vegetarianos y veganos e intolerantes a la lactosa, dado que al ser una fuente de calcio natural que además no nos aporta grasas como sí lo hacen los lácteos y sus derivados.

Por otro lado contiene ergoesterol, un ácido con propiedades antitumorales, ademas de proteasas, unas enzimas que digieren las proteínas; también contiene polisacáridos, adenosina, triterpenos y triterpenoides, entre otros principios activos de relevancia de este hongo.

Nos aporta los aminoácidos esenciales con los que nuestro cuerpo es capaz de sintetizar todos los aminoácidos necesarios para un correcto desarrollo del organismo, por ello decimos que nos aporta la totalidad de aminoácidos.

 

El reishi para la memoria y la capacidad cognitiva

Aumenta la capacidad cognitiva y previene la pérdida de memoria. Además, por su acción antioxidante nos protege frente al daño oxidativo que producen enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, ya que fortalecen y mantienen activas las estructuras neurológicas, las principales dañadas en el caso de éstas dos últimas enfermedades. Mejora el estado de la memoria también por su acción antioxidante que mantiene en un estado de salud correcto las conexiones neuronales.

Podemos decir que el reishi frena el desarrollo de las enfermedades neurodegenerativas y que además ayuda a paliar algunos de sus síntomas más comunes como la pérdida de la memoria.

 

Reishi, antioxidante que previene el envejecimiento celular

Los productos de cosmética y dermatológicos incluyen el reishi en sus fórmulas por su acción antioxidante dejando al margen los beneficios de su consumo directo, como extracto.Las fórmulas que lo contienen en su composición hacen de antioxidante atacando y disminuyendo la acción de los radicales libres y ayudando a la mejor oxigenación celular, lo que contribuye a reforzar las defensas del organismo  y nos protege del envejecimiento prematuro celular.

 

¿Reishi para adelgazar?

Además de sus propiedades antioxidantes, y las que mejoran el desarrollo de las actividades del aparato digestivo, el reishi actúa como regulador del metabolismo y de los niveles de grasa en sangre, por lo que se dice que controla el nivel de colesterol y triglicéridos.

El reishi  puede ser de gran ayuda a la hora de hacer una dieta para perder peso, puesto que es un alimento bajo en calorías y  gran cantidad de vitaminas y minerales que nos ayudan a mantenernos fuertes ante un régimen para la pérdida de peso.

 

Protección del aparato digestivo

Al aumentar las defensas, el consumo del hongo reishi es recomendable para luchar contra la irritación de la mucosa gástrica y combate los síntomas que ésto produce en nuestras digestiones.

Además facilita el tránsito intestinal, mejorando las digestiones y combate el estreñimiento que favorece el buen funcionamiento del colon, mejorando la respuesta del aparato digestivo en general y previniendo el cáncer de colon y la acumulación de toxinas que se producen con las lentas digestiones.

 

Mejora de la función renal y hepática

El hongo reishi hace de detoxificante en los casos con enfermedades del riñón, como la insuficiencia renal o la nefritis, mejoran sus síntomas con el consumo de hongo reishi mejorando así el estado general del paciente. Además se considera uno de los mejores hepatoprotectores capaz de curar enfermedades hepáticas como el conocido hígado graso.

 

El reishi mejora las defensas y combate el cáncer

El sistema inmunitario de nuestro organismo es el que nos brinda protección ante enfermedades e infecciones se ve fortalecido con el consumo de reishi, favoreciendo el equilibrio del sistema y su capacidad de respuesta ante cualquier agente que invada nuestro organismo.

Por esa razón, se utiliza como complemento en tratamientos de enfermedades inmunológicas, como el lupus eritematoso, la enfermedad de Chron, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide, entre otras, dado que cuando contraemos una enfermedad autoinmune, el organismo no tiene ese equilibrio entre la detección del agente y la respuesta del organismo; porque digamos que las enfermedades autoinmunes se tratan de un fallo de la respuesta del organismo hacia el causante de la enfermedad.

Debido a le enorme cantidad de antioxidantes que hay en composición del hongo Reishi, es útil como apoyo en el tratamiento del cáncer, ya que puede ayudar a paliar los efectos secundarios de la quimioterapia y radioterapia lo que hace más llevaderos dichos tratamientos.

 

Reishi para reducir el estrés

Su consumo habitual tiene efectos relajantes y ayuda a combatir el estrés y la ansiedad, que son asimismo factores desencadenantes de un gran número de enfermedades. En general, el reishi nos aporta energías que combaten los síntomas de decaimiento, que además nos fortalecen el sistema inmunitario, lo que nos protege frente a enfermedades que pueden desarrollarse en épocas de estrés, depresión o fatiga crónica; mejorando los niveles energéticos y el estado anímico.

 

Reishi para problemas respiratorios

Mejora la respiración, reduce la tos, relaja los bronquios. Su consumo está recomendado en procesos asmáticos y en general cualquier afección que afecte a las vías respiratorias, tales como gripes, catarros, bronquitis, faringitis, laringitis, sinusitis, etc.

 

 

¿Cómo se toma el Hongo Reishi?

El reishi si se consume al natural tiene un sabor amargo y una textura leñosa, de modo que no es comestible sin haber sido tratado antes. La forma más habitual de consumir es en infusiones. Debe desecarse y molerse previamente para hacer infusiones.

La preparación es sencilla, deberemos llevar a ebullición agua, añadir un poco de reishi en polvo cuando esté hirviendo, dejarlo reposar, colarlo y disfrutar de todas sus propiedades. Puedes combinarlo con té verde y unas gotas de limón. Se aconseja tomar un máximo de tres tazas diarias.

 

Contraindicaciones y posibles efectos secundarios

El principal problema que tiene el reishi son sus propiedades anticoagulantes. Esto quiere decir, que no hay que tomarlo bajo ningún concepto después de hemorragias o cirugías, ya que puede agravar el sangrado. Tampoco debes consumirlo si estás en tratamiento con anticoagulantes como sintrom, ya que puede interferir y empeorar la situación.

 

Te pueden interesar estos otros superalimentos